martes, mayo 17, 2005

Tus animales muertos

Mira por la ventana y ve los abrigos de piel que ellos portan, animales muertos en sus hombros flacos. Cargan la muerte sin pudor y en la carrera hacia las cosas esto no surge, no se ve. Mira desde arriba un dineral ajeno y se plantea las miserias de los otros como culpas propias. Descentrado por el frío llega a desear una muerte como aquellas para él, que camina en una línea desgastada por el tiempo. Mirando afuera pierde el hilo y desea que la muerte lo complazca. El frío mental que encierra en sus deseos es letal a la hora de evaluar sus metas, se contrasta con la historia que inventó a conciencia para no ser responsable de ningún dolor ajeno. No lo logra aún, no lo soporta.