sábado, mayo 07, 2005

Pasto

En el momento en que todo parece detenerse ante el invierno, en otro lugar zumba el pasto. Cuando la quietud se acerca tanto se detiene un instante y ahí es que puede uno vencerla. Nada hay para encerrar con las palabras, las cosas son de todos modos, no hacen falta explicaciones.